Lo más importante es que para el momento de la sesión fotográfica de embarazo te sientas cómoda, te puedas mover sin problemas (Y ojalá sin rentación de líquido...jajaja) Entonces aunque yo propongo que las sesiones sean entre las semanas 28 y 36, todo depende de cada embarazada.

Me encanta hacer fotos de embarazo al aire libre, y puedes ir acompañada de tu esposo, hijos y mascota, pero sin perder de vista que la protagonista de sesión eres tú.

Para más información de una sesión de embarazo puedes escribirme a cjeriap@gmail.com